Emotiva despedida para Pedro Córdoba Aguirre

pedro-cordoba-aguirre-y-familia1

Paseo familiar, en el jardín principal piedadense

(Fotos de Silviano)

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 13 de Enero.-  Con una misa concelebrada en el santuario de El Señor de la Piedad, sentidas manifestaciones de solidaridad y pena por las circunstancias de su muerte, fue despedido el joven funcionario Pedro Córdoba Aguirre, sacrificado a balazos el lunes en las inmediaciones del paraje denominado Estación Paty, mientras se dirigía a su domicilio procedente de Tanhuato, donde era secretario del Ayuntamiento.

En el templo, ocupado totalmente por fieles entre familiares, amigos y ciudadanos, se puso de manifiesto que  Pedro era muy estimado por su jovialidad y espíritu emprendedor, Fue presentado como un resucitado recibido en la casa del Padre de los cielos, sin desconocer el gran dolor que causaba entre familiares y piedadenses, su trágica partida.

En los Evangelios aparecen  muchos pasajes en los que nuestro Señor Jesucristo aparece consolando a los que pasan una pena como ésta, se dijo durante la homilía de la misa que presidió el párroco don Jesús Alcázar Fuentes.

Ante cientos de fieles, uno de los sacerdotes concelebrantes, expresó que Jesús aparece en los Evangelios consolando a los que sufren y hablándonos de que nosotros no somos para quedarnos aquí, sino que allá (en el cielo) tenemos un lugar. Es el mismo Jesús que nos congrega esta mañana para celebrar la entrada de este hermano (Pedro) en la casa del Padre, expresó el clérigo.

Hizo referencia a que el desaparecido pertenecía al Movimiento Familiar Cristiano. Vale la  pena unirse en el afán de ir cambiando las cosas, expresó. Estamos pasando por momentos difíciles, pero de alguna manera no estamos solos.

Pidamos a Dios que nos ayude a seguir el ejemplo de Jesús, quien al momento de morir pedía también perdón para los que lo estaban sacrificando.

Mientras, antes de la misa, en los portales del edificio municipal, el alcalde Hugo Anaya, externó, ante quien esto escribe, sentirse triste por los acontecimientos, ya que Pedro era una “persona cercana a nosotros”, por su amistad y la militancia panista, pidió porque Dios dé fuerza tanto a familiares como amigos, para levantarse de esta situación tan complicada y mostró su esperanza de que las autoridades competentes lleven a cabo las investigaciones del caso y se castigue a los responsables de su muerte.

AUMENTARÁ LA VIGILANCIA EN LA REGIÓN

Y luego de la celebración, en la explanada, de la plaza, el  piedadense Jaime Mares Camarena, representante del gobernador michoacano Fausto Vallejo, dijo ante  quien escribe y el periodista Ricardo Rodríguez,  haber expresado a los familiares muestras de solidaridad y apoyo por parte del mandatario estatal e informó que próximamente se reforzarán las medidas de seguridad en la franja de Michoacán limítrofe con Jalisco.

El ataque a Pedro Córdoba, la tarde del lunes, trascendió entre la población a través de comunicaciones directas entre ciudadanos y a través de las redes sociales, lo que se confirmó cuando al día siguiente, la misma presidencia municipal envió por los mismos medios un comunicado, informando del hecho, pero además exigiendo a las autoridades competentes el pronto esclarecimiento del crimen.

El comunicado decía: “El Gobierno Municipal de La Piedad, condena de forma tajante los hechos donde el Secretario del Ayuntamiento de Tanhuato, Pedro Córdoba Aguirre, fue cobardemente asesinado.

La autoridad municipal piedadense, exige a los responsables de las investigaciones, así como de la impartición de justicia, que cumplan con su obligación de resolver este crimen que atenta contra la sociedad michoacana.

Las investigaciones realizadas deberán llevar al esclarecimiento de los hechos, así como  a la captura y posterior condena de los involucrados en este delito que es una afrenta a la sociedad michoacana.

Todos los que integramos el Ayuntamiento así como el Gobierno Municipal nos unimos a la pena que embarga a su esposa, hijos, padres, hermanos, familiares y amigos. Enviamos nuestras condolencias a todos ellos y nos solidarizamos con sus sentimientos.

Hacemos votos porque se haga justicia en este y todos los casos de atentados contra autoridades municipales en el estado y el país”.

Hoy el alcalde Hugo Anaya se refirió al hecho de que para la familia del desaparecido, cierto que es una situación complicada, repudió el acontecimiento y reiteró la exigencia de su esclarecimiento.

Reiteró también lo expresado conjuntamente con el dirigente estatal de su partido, el PAN, de que en un año de trabajo en el Estado, no se ven resultados en cuanto al esclarecimiento de esta clase de hechos, independientemente de la procedencia partidaria de las víctimas y aceptó que en esto está incluido el esclarecimiento de la muerte del licenciado Guzmán (el alcalde Ricardo Guzmán Romero).

Por su parte, el piedadense Jaime Mares Camarena,  vocal ejecutivo del Centro Estatal para el Desarrollo Municipal, se refirió a Pedro Córdova como una persona muy seria en sus funciones, muy profesional, con mucha humildad, que trabajó para los demás y es lamentable acompañarlo en estas circunstancias.

Aceptó que la muerte de Pedro es un reflejo de lo que le aconteció al alcalde de Tanhuato, Gustavo Garibay, hace tres meses (un atentado en su contra) y dijo que habrá mayor presencia de elementos de seguridad en estga región.

En la explanada de la plaza principal, frente al templo, fue visible la gran presencia de elementos de la policía federal, en varios vehículos y personal de dicha corporación en las cercanías del alcalde de Tanhuato Gustavo Garibay, quien acompañó a los deudos de Pedro Córdoba en el duelo de quien fue secretario en el Ayuntamiento.

Pedro Córdoba, dentro de su actividad profesional, estuvo ligado a los medios de comunicación, él mismo comunicador. Fue director de Comunicación Social y luego director del DIF municipal. Cuando dejó este cargo, se dedicó a promociones en medios; luego, al iniciar la administración de Gustavo Garibay, en Tanhuato, ocupo  el cargo de secretario del Ayuntamiento, lo que le permitía ir y venir de aquella población a su tierra La Piedad. En uno de esos recorridos encontró la muerte, la tarde del lunes.

MOSAICO, 31-I-013

Penjamillo. Un aspecto de su bello jardín. (Foto de Silviano)

Martínez Campos, 31-I-013

GUIA

MOSAICO

Silviano Martínez Campos

LA PIEDAD, 31 de Enero.- SI PROPÓSITOS DE fin de año son idénticos a proyectos, por modestos que sean como dejar de fumar o disminuir la ingestión de alcoholes, los términos son lo de menos y lo importante es la acción, y no sólo las habladas, o como dice el dicho al insistir en el hacer, y ya, en el aquí, y el ahora: sobre el muerto las coronas. Y todos los proyectos han de ser importantes, con tal que se sustenten, en una consideración biofílica, el amor a la vida, en todititas sus manifestaciones. Pero hablar de esto y, sobre todo hacerlo, debe ser difícilísimo en estos tiempos de las distracciones. Y creo que lo mismo tratándose de proyectos tan “sencillos” como arreglar el entorno familiar averiado por las crisis, o tan peliagudos como los proyectos tan englobantes como la unificación humana, o sus previos pasos como la reforma de sus viejas instituciones o la creación de nuevas, tan dinámicas como funcionales acordes a los aceleres de la época. ASÍ ES DE que quien tenga un proyecto, que lo diga, y  lo haga. Y si es en beneficio de grandes conglomerados que claman coherencia y justicia, tanto mejor. Y ojalá prosperen los proyectos en movimiento de la reforma migratoria y el control de armas, ya apuntados en el país vecino. Mejor para ellos y mejor para nosotros. Y AQUÍ ENTRE nosotros, como todos los partidos tenían sus proyectos durante las campañas electorales (en todos sus niveles), pues sobre el muerto las coronas, que nosotros nos encargaremos de agarrarles la palabra y que hagan política de la buena (no sólo grilla) en las tribunas, en los foros, y a la hora de  los cabildeos. Y bienvenidos los convenios, algo queda y bienvenida la alta política, esa del dame y te doy, pero siempre con la música de fondo, la tonadilla esa que se canta y de tanto cantarse, se decanta, el reiterado por siempre bien común. Y HAY DE proyectos a proyectos. Me llaman la atención los englobantes, como los relativos al entender mejor al enredado cambio climático, estructurar cuanto proyecto se pueda a fin de conjurarlo,  dar los pasos que se puedan para contrarrestar sus efectos y aceptar que sí, somos vulnerables y por lo tanto mortales ante las inconmensurables sequías, inundaciones, deshielos y acaloramientos del planeta. AL PONER EN marcha la Comisión Intersecretarial del Cambio Climático, el Presidente Enrique Peña Nieto subrayó el esfuerzo que México hace desde unos 25 años atrás, para sumarse al mundo en la gran empresa de afrontar el reto más grande de nuestra época. Porque dijo: “El cambio climático es una de las más graves amenazas al planeta y un enorme desafío para la humanidad, como lo han expresado aquí quienes ya me antecedieron en el uso de la palabra y quienes de manera muy precisa, muy puntual, muy didáctica, han expuesto cuáles son los riesgos y cómo la sociedad presente ya está viviendo los efectos del cambio climático con severos daños y con efectos que lamentablemente están cambiando o tienen que modificar el estilo de vida de muchas partes o en muchas partes de la sociedad de nuestro país y del mundo entero. Es un fenómeno que no reconoce fronteras geográficas, intereses económicos, ni grupos sociales”. Y subrayó que el gobierno de México está decidido a impulsar un crecimiento verde incluyente, y para ello, transitar hacia una economía baja en carbón; replantear el manejo del agua en el país; detener la pérdida de biodiversidad y mejorar la gestión de residuos. EL SECRETARIO DE Salud,Juan José Guerra Abud, expresó que “Lamentablemente, las consecuencias de no adoptar una economía verde, pueden ir más allá de la pérdida de competitividad. Las sequías, incendios forestales, inundaciones, frentes fríos extremos, son ya una realidad que no sólo limitan la actividad económica, sino que agudizan la pobreza y las carencias de los más desprotegidos”. DOCTOR JOSÉ SARUKHÁN: La idea de que los problemas ambientales globales, el cambio climático y la pérdida de ecosistemas, son dos caras de la misma moneda, es un hecho, reconocido, incluso, por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la OCDE, etcétera. No hay forma de aliviar uno de ellos en aislamiento del otro. Sus interacciones son numerosas, y dependiendo del manejo que se dé, por ejemplo, de los ecosistemas, éstos serán parte del problema o de la solución”.  DOCTOR MARIO MOLINA: “Les quiero recordar qué es el cambio climático, cuál es el problema. Es un problema muy serio, claramente, el problema ambiental más serio que ha enfrentado la humanidad. Lo interesante de todo esto, ya sin seguir en los efectos que son mucho. Potencialmente lo interesante es que sí tenemos una solución, la sociedad puede resolver el problema a un costo muy moderado. Estamos hablando del uno o dos por ciento del Producto Interno Bruto del planeta, claramente un costo menor que el de los impactos del cambio climático”. Pero el problema es que hay intereses de grupos muy poderosos. “Otra razón, también, muy importante. Podríamos pensar: Esto es una preocupación para fines de siglo. Nuestros hijos y nuestros nietos ya se las arreglarán de alguna manera. No. Resulta que ya estamos viendo los efectos del cambio de clima hoy en día, lo que llamamos eventos extremos del clima”. PROYECTOS IMPORTANTES, DICHOS en breve:  Más de 256 millones de pesos aprobados en la tercera modificación presupuestal del municipio;  los diputados del PAN, Sebastián Naranjo Blanco y Berha Ligia López Aceves, han desplegado intensa actividad para que se haga justicia a los braseros mexicanos; el Ayuntamiento de La Piedad y la Secretaría de Salud emprenden campaña conjunta para conjurar enfermedades originadas por los mosquitos, a los que se combate, en diversas colonias y comunidades; la autoridad municipal promoverá entre las mujeres piedadenses, elaboración de bisuterías, a fin de aumentar ingresos familiares.

Penjamillo. Históricos portales junto a la plaza cívica. (Foto de Silviano)

(www.silviano.wordpress.com. www.lapiedadymiregiiondos.wordpress.com)

MOSAICO, 17-I-013

MOSAICO, 17-I-013.

vía MOSAICO, 17-I-013.

Silviano en El Taller

Usuario:Silviano Martínez Campos

 

De El Taller

Saltar a: navegación, buscar

FANT.1- ENTREVISTA CON PAPA DIOSITO

FANT.2- ENTREVISTA CON EL DIABLO

FANT.3- ENCUENTROS CERCANOS

FANT.4- EL ANGEL DE LA GUARDA

FANT.5- LA INVASION

FANT.6- LA MUSA

FANT.7- EL DON DE LA TINTA

FANT.8- LOS DUENDES NO EXISTEN

FANT.9- CARTA ABIERTA

FANT.10- REGALO DE NAVIDAD

FANT.11- EL ENREDO

FANT.12- FENOMENO DEL NIÑO

FANT.13- A2K O EL ERROR DEL MILENIO

FANT.14- LA BARRERA

FANT.15- EL VUELO DE LA ORUGA

FANT.16- LA ORUGA ENDIOSADA

MI CAMINAR

HISTORIA DEL PUEBLO OLVIDADO

AQUELLA NOCHE NEGRA DE TLATELOLCO

FANT.17.- DIALOGO DE ULTRATUMBA

FANT.18.- CAMINOS DE LECHE Y MIEL

FANT.19.- DE APAGONES, CORRETIZAS Y BUSQUEDA

FANT.20.- EL CAMBIO CLIMATICO

FANT.21.- EL VIVIENTE

FANT.22.- EL ASUNTO MAS PELIAGUDO

FANT.23.- LA PRESENCIA

FANT.24.- LOS PALOS DE CIEGO

FANT.25.- LOS PROPIOS LIMITES

FANT.26.- MALENTENDIDOS, IMPORTAMADRISMOS Y OTRAS COSAS IGUALMENTE IMPORTANTES

FANT.27.- PADRES DE MAS DE CUATRO

FANT.28.- HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE (Y A VECES SIN HABLAR)

FANT.29.- TODO ES SORPRESA BAJO EL SOL Y MAS ALLA

FANT.30.- TROPEZAR 2 VECES EN LA MISMA PIEDRA

FANT.31.- AZUL Y BLANCA, COMO INMACULADA, MORENA CUAL GUADALUPANA

FANT.32.- CALMA Y NOS AMANECEMOS

CICLO EL VIVIENTE 1.- EL APOCALIPSIS DE WACO

CICLO EL VIVIENTE 2.- LOS PROFETAS DEL DESASTRE

CICLO EL VIVIENTE 3.- DESDE LO GRANDE… Y DESDE LO PEQUEÑO

CICLO EL VIVIENTE 4.- MUCHAS CELEBRACIONES Y UNA MISMA FIESTA

CICLO EL VIVIENTE 5.- ALGO DESENTONA, PERO NO TODO DESAFINA

CICLO EL VIVIENTE 6.- NUEVO COMIENZO

CICLO EL VIVIENTE 7.- EL TESTIGO FIEL

CICLO EL VIVIENTE 8.- NO ES LO MISMO SOÑAR DORMIDOS QUE DESPIERTOS

CICLO EL VIVIENTE 9.- ENTRE SORDOS

CICLO EL VIVIENTE 10.- LA CLAVE DEL UNIVERSO

CICLO EL VIVIENTE 11.- QUIEN A BUEN ARBOL SE ARRIMA…

CICLO EL VIVIENTE 12.- LA TORRE DE BABEL

FANT. 34.- EL ARRAIGO EN LA TIERRITA

FANT. 33.- MAS SOBRE NIÑITOS

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS

DEVALUACION, DESVALUACION

EN MEDIO DE LA TEMPESTAD

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS, II  (Y…III)

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS, IV

SUEÑOS GUAJIROS, RUSTICOS, V

 

 

Herramientas personales

Espacios de nombres

Variantes

Acciones

 

 

Encuentros Cercanos. Silviano Martínez Campos

FANT.3- ENCUENTROS CERCANOS

 

De El Taller

Saltar a: navegación, buscar

ENCUENTROS CERCANOS

Silviano Martínez Campos

— Entiendo que anda usted con dificultades.

—Ando, y no encuentro la puerta, ya no siento lo duro sino lo tupido; hacia donde quiera que dirijo mis pasos, topo con barreras a tal punto que creo encontrarme en un callejón sin salida.

— En qué puedo ayudarlo, creo me llamó usted.

— Lancé un S.O.S. (Save Our Soul, salve nuestra alma), a las cuatro direcciones del Universo; mi ser atribulado se encuentra como una tempestad marina, que debe ser espantosa, según cuentan quienes han experimentado las furias del mar. Usted respondió a mi lamento. Cualquiera que sea su planeta, gracias señor extraterrestre.

— Confía usted en los extraterrestres y está bien, aunque los pinta monstruosos, guerreros, conquistadores y hasta chupasangre. Es bueno confiar en alguien aun cuando mejor sería confiara también en usted mismo.

— ¡Quién nos salvará de esta hecatombe de no ser ustedes los extraterrestres! Porque déjeme contarle, si usted no lo sabe, es interminable la letanía de nuestros males. Las leyes de este planeta, sabrá usted,  determinan que nos comamos unos a otros. Me refiero desde luego a seres no movientes y a los semovientes: unos ni se mueven del lugar donde nacen y otros pisan cualquier lugar aunque no sea suyo. Entre estos últimos nos contamos los inteligentes y estamos a punto de “cuando el destino nos alcance”, comernos también entre nosotros, en forma de galletita.

—…

— Creo que no me entendió, su silencio lo dice. El caso es que muchos seres inteligentes, unos mil millones, tienen dificultad de comerse a los no movientes y a algunos de los semovientes.

— No sea rebuscado, tortuoso, retorcido. Por qué no dice claramente que hay hambre en su mundo, los bienes son mal repartidos, el SIDA los acosa, los flagelos del narcotráfico, violencia, terrorismo los desquician; cambios climáticos los asustan; treinta guerras dan idea de su desequilibrio global y, en su ombligo del mundo, su México, se acabó el desarrollo estabilizador, unos  veinticuatro muy inteligentes se quedaron con la parte del león, los volvieron a saquear y tampoco pudieron defender el peso.

—Sí me entendió, conoce parte de la historia, pero no ha terminado la letanía: las cosas están de tal manera descompuestas, que muchos de esta Tierra creen que es acabamiento de mundo y al dos mil no hemos de llegar.

—Así decían el sesenta ¿recuerda?, y muchos apresuraron su casorio. Debe ser igual ahora. ¿No cree que la vida amenazada por defenderse más tiende a difundirse?; pero vamos con el acabamiento de mundo, ¿No cree más bien que el mundo que ha conocido ya se acabó y usted no se ha dado cuenta y todos esos grandes gemidos de su letanía no son sino estertores que anuncian nueva vida?

—No entiendo, señor extraterrestre.

—Voy a llevarlo de la mano, vea y entienda cómo es ahora su planeta. Tome su directorio y verá que puede comunicarse por el aparatito a cualquier lugar del mundo (“o casi”); vea su noticiero preferido, haga a un lado manipuleos interesados y entérese de las catástrofes de cualquier rincón del mundo (aquí sin “casi”); vaya al aeropuerto internacional más cercano y desde allí viaje a cualquier lugar; no se lo recomiendo si no lleva visa y una talega de dólares, pero allí está la posibilidad al alcance de su mente.

—No siga, para saber eso no requiero consultar a extraterrestres. También sé que ya pisamos la Luna, pero en vez de plantar la bandera de la Tierra, izamos la de un  país pionero en la astronáutica. El mundo se encamina a su unidad, pero hasta ahora la ONU rehúsa la forma de gobierno mundial democrático y participativo que deje a un lado pretensiones hegemónicas de los viejos imperios o pretensiones de dominio por los dineros de potentados financieros.

—Volvamos pues a lo pequeño. Vuélvase contemplativo. Siéntese junto a un hormiguero, o junto a una colmena o un avispero, no tan cerca, por supuesto. Observe a los animalitos, cómo todos trabajan, todos tienen su lugar, todos comen del aporte común y no hay jerarquías dominantes sino de función y de servicio. Pero no calque su modo de vida a la suya social, porque sus ciudades se vuelven inhabitables. No olvide que la lucha a muerte contra la  propiedad terminó con la muerte del sistema. Pero tampoco desestime que la propiedad sin coto ni medida también puede terminar con el sistema y de paso con la Tierra.

—Eso también lo sabemos, nuestra inteligencia clasifica día a día ensayos, estudios y serias consideraciones en periódicos, libros y memorias electrónicas.

—Volvamos pues a lo grande. Vuélvase contemplativo. Mire de vez en cuando hacia arriba, cuente las estrellas de su galaxia y luego cuente las galaxias sin olvidar, desde luego, la descubierta el otro día y verá cuán grande y variado es, qué bello y qué asombroso su Universo. Esa es su casa.

O mire hacia abajo a lo pequeño y vea hasta sus confines donde se borra el tiempo y dé gracias porque hay límites en su mundo y en usted, así está mejor porque no se pensará omnipotente, reconocerá sus límites y así será plenificado.

—Ya lo sé, pero eso no es noticia, perdí el sentido del asombro.

—Creo haber detectado la causa de sus males. Su pequeñez lo apena y siéntese marcado por la grandeza del mundo descubierto; y se refugia, para sentirse grande, en las arcas de sus cajas fuertes, en la madeja de su poder; lo indigestan sus juguetes tecnológicos o la abundancia de su mesa o se aturde con ruidos e imágenes. Su miedo lo ha hecho más violento. Es cuando olvida lo que es compartir, cuando la ley fundamental en su planeta es donarse los unos a los otros, los no movientes y los semovientes, como quiso explicarme, para que todos coman del pan propio y del ajeno.

—También eso lo sabemos los inteligentes, sólo que no ha bajado de la idea al afecto ni el afecto ha motivado la mano que comparta.

—Puesto que ya lo sabe todo, debo decirle sólo que bajé del reino de los sueños para ayudarlo a usted, el homo sapiens. Misionero soy del país de la vida, yo mismo ángel, reina coronada, si prefiere, o un hada bienhechora. Destellos rojos, verdes, amarillos, tornasoles visten el arcoiris que es mi cuerpo y a través de mi cuerpo mi mensaje. Soy reina o rey si prefiere y la diadema que a mí corona es receptáculo de lenguajes cifrados venidos de más alto, o de más profundo si prefiere y cada luminiscencia es una caricia para usted, el homo sapiens, en conspiración amorosa, acordada en las estrellas. Somos en mi planeta luminosos, dotados de luz fuerte, vigorosa, aun cuando su colorido iridiscente no lastime. Tachonada nuestra frente de joyas diminutas en destellos ordenados. Reflejamos con ellas lenguaje inteligente y en él afirmamos nuestro ser y nuestro estar vivos y damos gusto y regocijo a quien regocijo y gusto nos prodiga. Razón, gusto y afecto, alegría de ser que chocan con mundos y universos donde tal vez sólo domina el intelecto. Capaces somos de recibir los secretos máximos del mundo en la cadencia de una frase musical, pero también palpamos el misterio en la barrera diminuta de un bemol.

—Satis mirari nequeo, señor extraterrestre, no puedo admirar bastante y disculpe el latinajo ya en desuso, que sea bello, radiante su planeta, ¿De cuál, de cuál procede, señor extraterrestre? ¿De Alfa Centauro o tal vez la Tau Zeta, Epsilon Eridani, Sirio, la estrella más cercana, o acaso la última lejana?; ¡Será usted habitante en Tauro, bella Orión, el Cangrejo o tal vez alguna de las Osas! ¿Y si es una galaxia, cuál, la próxima o aquella, Andrómeda tal vez, Magallanes será, M 3 ó la Z 24?

—De tu mismo planeta procedemos, el bello, rutilante, multiforme, viviente, el astro azul llamado Tierra, bendecido, tal vez con otros muchos de tu Cosmos, en el don prodigioso de la vida. Entiéndelo mejor, somos tú mismo, cuál eres ya por dentro, muy adentro pero no tanto que puedas negarte a escuchar lastimeros los ecos de tu SOS. Verás así que estamos cerca, encuentros cercanos surgidos de lo alto podrán ayudarte y junto y amoroso con todos mis hermanos, arregles desde ahora tu morada en justicia y la PAZ que te regalo. Tempestades vendrán, qué duda cabe, tormentas provocadas o espontáneas, pero encuentros cercanos con tu alma bien podrían ayudarte a esperar y hacer esperando la casa que viene hasta tu encuentro, hermosa, plena y solidaria. Tu pregunta respondo, al fin contento: los contactos cercanos que apeteces contigo mismo son, y yo tu HERMANO, soy tu mismo, el HOMBRE iridiscente del futuro.

(Publicado en GUIA, Semanario Regional Independiente, Zamora, Mich., México, Ventanas, Págs. 7B-8B, 14/V/1995. y en ETCETERA, semanario de La Piedad, Mich., el 15/V/1995)

Reproducido en Mi Ziquítaro, Silviano’s Web 2

GNU Copyright (c) 2007 Silviano Martínez Campos. Se autoriza la copia, la distribución y la modificación de este documento bajo los términos de la licencia de documentación libre GNU, versión 1.2 o cualquier otra que posteriormente publique la Fundación del Software Libre (Free Software Fundation); sin secciones invariables (Unvariant Sections), textos de portada (Front-Cover Texts), ni textos de contraportada (Back-Cover Texts).Se incluye una copia en inglés de esta licencia en el artículo Text of the GNU Free Documentation License.

El Fenómeno del Niño. Silviano Martínez Campos

 

FANT.12- FENOMENO DEL NIÑO

De El Taller

Saltar a: navegación, buscar

FENOMENO DEL NIÑO

Silviano Martínez Campos

Musa de los Vientos:

Este fenómeno de El Niño me tiene sumamente perturbado por lo cual, comprenderás mi inquietud, acudo a ti, mi Musa de los Vientos, en busca de una explicación lo más a razón acomodada.

Se me ocurriría como explicación, que el Gran Sol, nuestra Estrella Refulgente, hubiese provocado ese fenómeno activador de temperaturas amorosas en las aguas superiores del Océano, con las perturbaciones consiguientes que nos tienen admirados.

Pero se me ocurriría, también, como creen algunos, que ese fenómeno hubiese surgido de nuestra propia Tierra, conforme a sus propias leyes y fuera, eso sí, una de las grandes manifestaciones junto desde luego con otras de la maravilla de esta creación, que culmina con el hombre, aunque para ellos sea no más que madre naturaleza.

Desde luego no hay ciencia que haya desentrañado del todo este fenómeno, por lo cual considero deberá dejarse en las dimensiones del Misterio, cuantimás en este siglo de descubrimientos sin fin que nos tienen del todo atolondrados.

Grande ciertamente es el desconcierto, Musita, y no porque ese fenómeno pueda provocar signos sorprendentes, como que los huracanes aumenten mil veces su potencia o caiga nieve en sitios nunca vistos.

Consterna en este fin de siglo y de milenio, ni siquiera encontrar explicación, aun cuando hubiera tempestades (no de arena) en desiertos de Sonora o los del Africa, o sequías en el Amazonas o en Alaska.

A como están las cosas, ni con esas señales veríamos el mensaje en el fenómeno de El Niño, perturbador como el que más, a pesar de estar en mucho nosotros perturbados; y no me refiero desde luego y tan solo a las grillas planetarias, debates sin fin de cuanta idea hayamos concebido o el desencadenamiento de los poderes dominantes de la sinrazón y el dinero.

No es que te exija explicaciones, no es mi papel, Musita, pero si tú quisieras, bien me ayudarías abriendo entendederas y los ojos en torno a este fenómeno de El Niño.

El cual según la tradición de nuestra ciencia humana, aparece por los días de Navidad y en el curso de los siglos y de siglos a veces son fuertes sus efectos como huracanes, terremotos…es sin embargo su verdadera fuerza la suavidad  con que mueve los cambios en el clima de las almas, aquellos invisibles para la simple vista.

Narciso Perturbado:

Ni aun cuando el fenómeno de El Niño hiciera caer en vez de nieve rosas o en lugar de ciclones esparciera los perfumes de todas las flores de la Tierra, encontrarías la explicación conforme a tu ciencia, tus descubrimientos y avances portentosos.

Y es que tus microscopios, telescopios y aparatos hicieron romas tus entendederas, incapaces de volar más allá de tus leyes máximas de medición, como la velocidad de la luz y encontrar las entretelas del Misterio. Pero espero un poco lo entiendas o por lo menos lo vislumbres.

Adriana, Arrianita se llama y es tu sobrina. Conoces su carita y has visto su cuerpecillo de muñeca viviente, morena como tu pueblo. Carita de Luna llena vestida a la vieja usanza, su vestidito estampado de verde y amarillo. Verde como la esperanza puesta en la semilla que germina para florecer meses más tarde en plantita salerosa que danza con el viento .Amarillo como el color dorado de la forja donde se hacen los hombres, el horno del sí mismo.

Su carita solecito mañanero acariciador de almas que tierno aún se convierte en la “cobija de los pobres”, alegría en la casa del sufrimiento, la casa de los sufrientes.

La caricia de su sonrisa, la mueca graciosa de su boquilla o el brillo cautivador de sus ojitos negros o el gesto de su pequeño rostro que aún para decir no lo dice con la gracia de la inocencia o te endilga una retahíla de balbuceos como queriendo hablar, tal vez como si su pensamiento fuera más veloz que su incipiente lenguaje.

Déjame recrear tu memoria para hablar del Angel de la Guarda que no olvidabas aún en tu infancia, puesto de centinela en tu Tierra para impedir que la locura los destruya.

Es el fenómeno de El Niño que nace, como ella cada día, por siglos de siglos, para regenerar el mundo transido de quejas y lamentos.

Esto para evitar los rezongos repetidos de ti, homo sapiens, desde aquel inicial de Caín que eludía el bulto de su hermano, hasta los actuales que en la frontera de la desesperanza repiten la misma cantilena de siempre de que “si sabías que me ibas a hacer esto, pa’ qué me creatres”.

Navidad permanente, como aquella primera en que según la hondura del texto bíblico, “quien es la Palabra se hizo hombre”.

Musa de los vientos:

Has de perdonar, Musita, pero no aprendo. No es sin embargo mi intención sobrecargarte de quejas, de lamentos, sino tan sólo formularte algunas preguntitas, de las cuales fue la primera la supradicha del fenómeno de El Niño.

Cúrome en salud, desde luego, antes de que tú te me adelantes. No preguntaré por tanto sobre la madeja de corrupción, violencia e injusticias en que nos hemos enredado en México, tu  pueblo, porque podrías replicar no sin razones—como ya reflexionan y debaten analistas—que es resultado de poderes omnímodos que perpetuaron su dominio.

Habrías de decir también que así como todos fuimos cómplices sumisos, todos seríamos solución, como se dijo. Cómo iba a preguntar, aunque respondas, por qué nuestros bosque se vuelven arenales y por qué se acabaron los tlacuaches, armadillos y siguen pereciendo las especies.

O, por qué, como dicen estudiosos, cambios de clima se avecinan si a su tiempo no los detenemos, porque podrías señalarme muchos porqués: apetito voraz de las potencias indigestas de petróleo o el hambre pertinaz de los leñeros que derriban palizadas o de quienes acaban con sabrosas y cándidas huilotas.

Mis preguntas más bien son las siguientes: ¿cuál es la razón de mi existencia?, ¿por qué las navidades se repiten?, ¿es cierto que los ángeles existen?, ¿por qué nuestros difuntos no regresan?, ¿cuál es el camino más corto para el cielo?, ¿es cierto que el amor lo vence todo?.

Narciso Inquisitivo:

De veras que atosigan tus preguntas y me extraña el rigor de su secuencia. Contesto, sin embargo, una por una, porque si no después en mí cargas la culpa.

Que cuál es la razón de tu existencia:  pues que tu Navidad de niño, cargando tu pequeña crucecita, tenga su  plenitud, o sea tu cielo, labrado por ti mismo, conforme al modelo diseñado por el fenómeno de El Niño. Por qué las navidades se repiten: para cubrir vacantes y vacantes creadas por el fenómeno de El Niño, que manda por millares y millares diariamente de ángeles y arcángeles al cielo.

Si es cierto que los ángeles existen: pues te diré que sí, de carne y hueso. Miradas relucientes como chispas de estrellitas, engarzadas en caritas redonditas, como la Luna Llena del fenómeno de El Niño.

Por qué nuestros difuntos no regresan: pues porque de verdad nunca se han ido, como tampoco se retira de nosotros el misterioso fenómeno de El Niño.

Y cuál es el camino más corto para el cielo: pues entrar en el ojo del huracán provocado por el fenómeno de El Niño. Mírate en los lucerillos de sus ojitos negros, verdes, azulados o castaños. Recréate maravillado en su carita de Luna Llena: resplandores de esperanza.

Acepta su chispeante sonrisita, mensajera suave y amorosa de Papá Diosito, o si prefieres caricia por siempre bondadosa de Mamá Diosita, que te invita con ella a la esperanza. Para que tu mundo nunca jamás se hunda en la penuria, en la injusticia. Y la casa que es del sufrimiento explote hoy, mañana en reluciente mansión del paraíso. Eterna, permanente Navidad que te sugiere, el misterioso fenómeno de El Niño.

Si es cierto que el amor lo vence todo: pues pregúntale con ganas al perenne, por siempre milenario, fenómeno de El Niño…JESUS, del JESUS NIÑO.

(Publicado en GUIA, Semanario Regional Independiente, Zamora, Mich., México, Las Ventanas, Pág. 2B-3B, 21/XII/1997.)

Reproducido en Mi Ziquítaro, Silviano’s Web 2

GNU Copyright (c) 2007 Silviano Martínez Campos. Se autoriza la copia, la distribución y la modificación de este documento bajo los términos de la licencia de documentación libre GNU, versión 1.2 o cualquier otra que posteriormente publique la Fundación del Software Libre (Free Software Fundation); sin secciones invariables (Unvariant Sections), textos de portada (Front-Cover Texts), ni textos de contraportada (Back-Cover Texts).Se incluye una copia en inglés de esta licencia en el artículo Text of the GNU Free Documentation License.

Regalo de Navidad. Silviano Martínez Campos

FANT.10- REGALO DE NAVIDAD

De El Taller

Saltar a: navegación, buscar

REGALO DE NAVIDAD

Silviano Martínez Campos

— ¡De seguro fuiste a comprar los regalos para compartir entre tus numerosas amistades!

—  ¡Otra vez tu!, ¿por qué te da por interrumpir cuando escribo?, Ahora le tocaba a La Musa, no a ti.

—Observé el título de tu escrito y me dije: este Silviano está en mis dominios, no es tan objetivo. Además, tan dadivoso, de seguro ya fuiste a mercar tu regalo. Te vi en el centro curioseando aparadores.

—Nada más curioseando, duende indiscreto, la curiosidad es lo único que nos dejó el neoliberalismo. Están de moda los hermanos incómodos y tú eres uno de ellos. Qué es eso de mercar, te creía más moderno.

—Mercar no es arcaísmo, es tan de moda que todo el mundo le está tributando adoración. Por lo demás, soy duende cibernético. Acabo de regresar de la antigüidá y me traje en equipaje uno que otro arcaísmo, para tu regalo.

—Así es, estoy por recibir arcaísmos. El otro día recibí el don de un amora y me lo regaló un niño.

—Estás muy  alrevesado, lo que tú quieres decir es que te regalaron un amor.

—Un amora. Pero mira, duende juguetón, dicen que no se puede regresar al pasado y volver, así es que no fuiste a la antigüidá. En cambio sí puedo viajar al futuro y traer de regreso  mi presente. Voy y vengo y te traigo un amora.

—Voy y vengo y te traigo un amor.

—Voy y vengo y te traigo un amora.

—Voy y vengo y te traigo una cruz.

—Voy y vengo y te traigo una esperanza.

—Voy y vento y te trago una A.

—Voy y vento y te traigo una Z-

—Voy y vengo y te traigo un pez.

—Voy y vengo y te traigo pan y vino.

—Me trambuluqueaste, ¿cómo viajas al futuro?.

—Dí  tu primero, ¿cómo viajas al pasado?.

—Me trepo en la espalda del tiempo y dejo llevarme por sus alas. El aleteo en su vuelo me transporta poco a poco a las regiones donde surgen los sueños. Capto las claves perdidas y desando el camino guiándome por el parpadeo de las estrellas o el suspiro de los grillos. Te toca.

—Eso está muy oscuro y ni es tan original. Yo atrapo un rayo de sol y como la araña en su hilo me transporto a la velocidad del pensamiento, vago por galaxias y universos y te traigo noticias de lo maravilloso. Sigues.

—Eso es sicodélico y ni tan original. Yo hago mía una canción ranchera, desentraño su compás terciario o cuaternario y me remonto al tiempo en que el hombre cantaba y bailaba en amistad con plantas y animales aceptando los aplausos de la Luna. Sigues.

—Eso es premoderno, ya hasta la pisamos. Yo  pido prestado a Mozart y a Beethoven ese compás terciario y cuaternario, los comparo con tu canción ranchera y luego verifico si en ellos pueda estar la clave del mundo. Vas.

—Eso es megalómano. Yo pregunto a una etnia, arcaísmo viviente, por qué se conforma sólo con tierra, pan, escuela, medicina, le  respeten su ser y su pasado y la dejen vibrar con su cultura enamorada del Universo. Te toca.

—Eso es anticuado. Por eso estoy de acuerdo y pregunto a un imperio, a un potentado, por qué siega su futuro cerrando el paso a la gran ciudad del mundo, la gran Jerusalén de la unificación humana, e impide hacer real la utopía de la Nueva Tierra. Sigues.

—Eso es ideológico, además de pretencioso. Te regalo el arcaísmo del pez, y de paso una cruz: ICHTHUS (pez, en griego) =Iesus Christos Theou Uios Soter=Jesucrisato, Hijo de Dios, Salvador.

—Te regalo un Amor A y de paso una esperanza. Amora, aroma de Navidad, la sonrisa de un niño callejero.

—¿Y cómo viajaste al futuro?

—De la primera A, el presente, a la segunda A, el futuro. Regreso leyéndola al revés y te regalo un amora, un aroma, el aroma navideño de la sonrisa de un niño, un regalo navideño recibido en la calle, uno de esos días atribulados. ¿Y cómo regresaste al pasado?.

—Igual, te dije que era Amor, lo leí al revés y resulta Roma, y es lo mismo. Al calvario se regresa por Roma y por Roma se viaja al futuro. Para regresar lo lees al revés y queda AMOR. Es lo mismo: Amor, Roma, A Roma, Aroma, Amor A.

—Ahora tú me trambuluqueaste. Nada de eso es novedoso, se me hace que ambos la regamos.

—De eso se trata, muchachito, de regarla. Regar por todos lados la noticia de que la sonrisa de un niño, recibida con devoción,  puede darte la clave del mundo. ¿O a poco en el Jesús niño no podemos estar recibiendo el regalo de la sonrisa de Dios?

—Ora sí te agarré, duendecillo, con que te incluyes, ¿por qué? —Porque soy tú mismo que te preguntas desde el presente y te contestas desde el futuro. En cambio, tú eres un traidor.

—Ya lo sabía, ni me cuesta reconocerlo. A lo largo de la vida no sólo me he traicionado a mí mismo, sino he sido traidor al negar en hechos y palabras la buena noticia que nos cayó desde las alturas.

—No hombre, eres un traidor porque tráis desde el presente al futuro los lamentos del hombre afligido, las quejas contra los hermanos incómodos, las angustias de los torturados por la vesanía o el hambre, en los aromas de las oraciones concertadas en la comunidad creyente.

—Y tú eres también un traidor porque tráis al presente la esperanza vital cifrada en la sonrisa de un niño, la confianza en una comunidad orante, la certidumbre de que quien hace la paz y la justicia está sacando para él y para todos,  el pasaporte hacia la Tierra  Prometida,  el gran Regalo de Navidad, me lo dijo un pececito.

—Siempre que nos trenzamos en polémica quedamos tablas. Te dejo, escríbele a tu musa.

—Musa de los Vientos: por culpa de un duende entremetido, no logré elaborar una carta navideña dirigida a ti, en la cual pretendía pedirte, como regalo de Navidad, me dieras paz y bien y lo hicieras extensivo a mis familiares, amigos de Guía, Etcétera, Porqué, colegas y a todo el mundo y, desde luego, a mis posibles lectores.

—Narciso pretencioso: tus deseos sean cumplidos. Desde la muerte (es un decir) de Chon y de Benita, te me había olvidado, así es que para comunicarme hoy contigo, me disfracé de duende y has de disculpar la treta.

(Publicado en GUIA, Semanario Regional Independiente, Zamora, Mich., México, Las Ventanas Pág. 4-B, 22/XII/1996. Y en  ETCETERA, semanario, La Piedad,   Mich.,   17/I/1997 )

Reproducido en Mi Ziquítaro, Silviano’s Web 2

GNU Copyright (c) 2007 Silviano Martínez Campos. Se autoriza la copia, la distribución y la modificación de este documento bajo los términos de la licencia de documentación libre GNU, versión 1.2 o cualquier otra que posteriormente publique la Fundación del Software Libre (Free Software Fundation); sin secciones invariables (Unvariant Sections), textos de portada (Front-Cover Texts), ni textos de contraportada (Back-Cover Texts).Se incluye una copia en inglés de esta licencia en el artículo Text of the GNU Free Documentation License.