San Angel Zurumucapio, 2 . Benjamín González Oregel

El agrarismo, el reparto agrario, en un Pueblo de Indios, no dio lo apetecido.

          BENJAMÍN GONZÁLEZ OREGEL

        (Segunda de 2 partes)

San Ángel Zurumucapio, opio. De Ziracuaretiro, Mich.–  Uno podría pensar que San Ángel Zurumucapio, parte como ha sido de lo que inicialmente fue conocido como Repúblicas o Pueblos de Indios –categoría territorial en la que puso especial atención fray Juan de San Miguel, para que les fuese otorgada a los centros repoblados por él–, no había tenido que pasar por las vicisitudes que el reparto agrario, pasada la Revolución, provocó. No fue así. Campesinos oriundos de este poblado fueron beneficiados por las resoluciones que tomaron, primero, don Francisco J. Múgica quien, apenas iniciada su gestión al frente del gobierno del Estado, creó la Defensoría de Oficio en asuntos Agrarios y el departamento de Promociones de Indígenas y Obreros. Y se cuenta que, según palabras de Jesús Corral, cuando se trataba, sobre todo de restituciones de tierras Comunales, Isaac Arriaga asistía personalmente a las audiencias ante los tribunales para enfrentar los amparos que los terratenientes afectados interponían, y no perdió ni un sólo juicio.

“Sin embargo, los resultados fueron limitados, dado el breve tiempo de que dispuso: sólo alcanzó a otorgar cuatro restituciones provisionales de tierras a los pueblos de Venustiano Carranza (San Pedro Caro), Contepec, San Ángel Zurumucapio y Timbireo, los dos últimos del municipio de Ziracuaretiro, alcanzando en su conjunto una superficie de 6,535 hectáreas. Y de ellas, la Comisión Nacional agraria sólo reconoció y ratificó la restitución a San Ángel Zurumucapio, con 1,128 hectáreas (dieumsnh.qfb.umich.mx/sin_título_11.htm”).

Años más tarde, con el general Lázaro Cárdenas del Río, como presidente de la República, y con el apoyo del zamorano Gildardo Magaña, que despachaba en Palacio, en Morelia, campesinos de esta población fueron objeto de dotaciones de tierras que pertenecieron a la hacienda de Taretan. Lo que marcó el fin de ese latifundio.

Estos huerteros

Los agraciados, empero, carentes de experiencia y conocimientos para la organización colectiva, no lograron mejoras sustantivas, en cuanto al nivel de vida de los sanangelinos. El fracaso económico nunca fue aceptado por los líderes agraristas. Hoy, los montes que rodean y protegen el caserío, sin perder el sempiterno verdor que los ha embellecido, han cambiado la tonalidad. En vez de pinos, hay huertas aguacateras. Pero los peones que viven del campo, oriundos de este lugar, tienen que salir a buscar las oportunidades que los huerteros, los usufructuarios de sus tierras, casi siempre fuereños, no les brindan en su tierra.

Con un dejo de amargura, don Rafael Rivera Arévalo dice que estos renteros, cuando se ven en problemas, “piden ayuda al pueblo, haciendo uso de los aparatos de sonido que hay en la localidad. Otras, tocando las campanas del templo diciendo: me están robando los aguacates. ¡Júntese, todo el pueblo, en general!”.

Curiosamente, los habitantes de esta población acuden para abastecerse de lo necesario a la vecina Uruapan, Capital Aguacatera del Mundo.

Sin olvidar que esta nueva actividad, la aguacatera, ha traído un nuevo problema, según cuenta un vecino: hay broncas por el agua, porque “el huertero la quiere toda para su aguacate”. La acarrean en grandes pipas. Otros, asegura, tienen pozos profundos, clandestinos, dentro de las plantaciones. “Y la gente del pueblo dice: es que se están secando los ojos de agua. Lo que no sabe es que allá, en las huertas, los aguacateros” la utilizan para su beneficio. El agua, asevera, hace 50 años, era lo que nos sobraba.

El entrevistado afirma que unos cuantos se ganan el pan diario mediante la extracción de la resina de pino. “Aunque el pino, el encino y el monte, casi se han acabado”. Como también ha sucedido con la fauna silvestre que existía: “venado, jabalí, guajolote, gallina del campo, codorniz, coyote, zorra y tlacuache”, poco se dejan ver, añade el entrevistado. Recuerda que, en cuanto a la flora, ahora poco se ven las orquídeas silvestres, el sirimo (té de tila), producto del uso indiscriminado de los herbicidas.

La migración, por su parte, también tiene su qué ver: hay quien se va a los Estados Unidos. Otros a Guadalajara o el Distrito Federal. Pero todos van en busca de empleo.

Todo el tiempo alegre

Sin embargo, todo esto ha pasado a segundo plano. Porque San Ángel Zurumucapio “todo el tiempo está alegre”. Una mirada somera nos confirma el dicho: el 19 de marzo, se festeja a San José; el 13 de mayo, a la Virgen de Fátima; el 15 a San Isidro Labrador; el día del Corpus Christi; 29 de junio, San Pedro y San Pablo; 10 de julio, San Cristóbal; 8 de agosto, Santo Domingo de Guzmán; 11 de agosto, Santa Clara de Asís; 12 de diciembre, La Guadalupana.

Sin embargo, las fechas que más impacto causan  son las de los días: 25 de diciembre, y el 6 de enero. Durante la primera, se recuerda el nacimiento del Señor. Durante 3 días, vecinos y visitantes pueden disfrutar de las actuaciones de quienes forman las pastorelas –con sus grupos de danzantes–,  mezclados con los diálogos y coloquios que los actores recuerdan. Esta festividad corre a cargo de unos 40 ó 45 “cargueros”. Estos tienen la oportunidad de ser visitados por pastores y danzantes, los que pueden  actuar en las viviendas que visitan.

Para la fiesta del 6 de enero, en honor del Santo Niño Perdido, comisiones de los 4 barrios del pueblo –San Pedro y San Pablo, Santo Domingo de Guzmán, Virgen de Fátima y Nuestra Señora de Guadalupe–, unen esfuerzos. Son 9 días, a partir del 28 de diciembre, en los que el poblado no descansa. Durante el novenario, la feligresía entera, a partir de las 5 de la tarde, peregrina a través de las calles, antes de acudir a misa.

Los fieles, además, suelen entregar una “cuelga” –una ofrenda–, a la imagen venerada. Este año, hubo matrimonios colectivos, primeras comuniones y confirmaciones, como regalo a la imagen.  Esto último ocurrió, el 5 de enero, antes de la hora de la comida. Por la tarde, se dio uno de los eventos más esperados: la entrada de las bandas, que acompañaban la cera a la portada del templo. Con ellos caminaron los encargados de la fiesta, así como la pastorela y el grupo folclórico de Los Negros.

El mero día hubo alborada, con repique y quema de pólvora, antes de las mañanitas. A las 11 horas, fueron recibidos los peregrinos que, desde Los Charcos, del municipio de Tanhuato, hicieron el viaje para honrar al Niño; así como quienes residen en Guadalajara.

El momento cumbre, el momento central llegó con la celebración solemne de la misa, oficiada por el obispo auxiliar,   Jaime Calderón Calderón, quien, durante su fervorín, invitó a los fieles a seguir a Jesús, a través de la imagen del Santo Niño Perdido, como lo hicieron los Santos Reyes, que, guiados por una estrella, acudieron al Portal.

La música, fuente de vida

Luego, más tarde,  los festejos lúdicos.  Un grandioso baile, previa audición de música clásica, como combate, cerró esta edición. Y vaya si en San Ángel Zururmucapio hay con qué amenizarlos. Hoy, luego de que Jerónimo, Pedro y Jesús Acevedo, acompañados por  Domingo Rivera se dieron a la tarea de transmitir sus conocimientos en la materia, los sangelinos pueden presumir de contar con bandas musicales conocidas por los nombres de Melchor,  Perla Michoacana, Universo,  Joyita,  Aventurera,  Centellita, Juventino Rosas, Estrella, Paraiso, Lluvia, Montiel, Rumbera, Flor de Pino, Los Pollitos, San Ángel. Y las que vendrán. Más de uno de estos grupos ha viajado al extranjero a mostrar su destreza y habilidad musicales.

Porque el pueblo se “mantiene de la música”, asegura Rafael Rivera Arévalo. Hoy, para la mayoría de los jóvenes, el porvenir se encuentra en la música. Todo mundo estudia música. La juventud le tira a ser músico, recalca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: