Tangancícuaro de Arista. Alfonso Sahagún de la Parra

(Tomado de GUIA, Semanario Regional Independiente, Zamora, Mich., México.

www.semanarioguia.com.mx )

Puebleando Tangancícuaro de Arista Tierra de poetas

  ALFONSO SAHAGÚN DE LA PARRA

A. Sahagún
Tangancícuaro está asentado en un
amplio valle hermoso, fértil, con
abundante agua de riego, que se abre
hacia el oriente, rodeado de altas
montañas, ahora cultivado con alta
tecnología agrícola. Está constituido por
el sistema volcánico transversal, sierra
de Patamban y los cerros Patamban y
Tangancícuaro. Además, al noreste se
puede también contemplar el elevado
cerro emblemático de Zamora, La Beata,
coronado por una gran cruz.
Se encuentra a una altura de 1,700 snm.
El número de su población es mediano,
sobre los 30 mil habitantes.
Colinda con los municipios y ciudades
de Zamora, distante 15 kilómetros, y
Jacona, con los que está federado, si
bien, en la práctica, aún no fragua una
amplia unión entre ellos.
Su origen es prehispánico, según
lo revelan vestigios arqueológicos
encontrados en el lugar. Tangancícuaro
significa lugar donde se levantan tres
ojos de agua, que son los de Junguarán,
Cupáchiro y el nunca bien ponderado
Camécuaro, lleno de frescos y generosos
manantiales que forman un pequeño
lago de aguas azules, sombreadas por
centenarios ahuehuetes, centro turístico
nacional de importancia; parque de
lujo, especialmente visitado por los
zamoranos, muchos de los cuales antes
o después van a la plaza a degustar la
birria de lengua en salsa roja.
Sus casas y edificios han conservado su
identidad michoacana, desde luego con
los casi inevitables parches “modernos”
aquí y allá, que vienen a contaminarla.
Tranquila y proporcionada su plaza,
si bien carece ya de unos enormes
fresnos que la arropaban y de daban
frescura, a cuyo centro luce un kiosco
cuidadosamente restaurado.
En lo religioso, que lo es mucho, fue
evangelizado por frailes agustinos,
que tuvieron en el lugar un pequeño
convento con cinco religiosos y un
hospital. En el siglo XVII se le designó
como nombre el de Tangancícuaro de
la Asunción, invocación de María bajo
la cual es patrona de la ciudad y cuya
fiesta es el 15 de agosto. Hasta hace
poco, en lo eclesiástico, era una sola
parroquia, pero ahora ya existe otra,
la de la Divina Providencia, hacia el
sureste, que acaba de estrenar su templo
parroquial.
El 10 de diciembre de 1831 se
constituyó en municipio y el 20 de
noviembre de 1861 a su cabecera se le
nombró Tangancícuaro de Arista, en
memoria del general Mariano Arista.
Dispone de numerosos centros de
enseñanza de diverso grado, entre
ellos una secundaria técnica y, dentro
de su municipio, una extensión de la
Facultad de Medicina de la Universidad
michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
Además,les quedan a un paso todas las
escuelas, de todos los grados, incluido
el amplio universitario, de su vecina la
Sultana del Duero.
Además del trabajo de campo, que al
presente exige más mano de obra por
su tecnificación, existen empresas que
procesan los productos de la agricultura
que, en buena parte, son de exportación,
tales como fresa, zarzamora, frambuesa,
cebolla, calabacita. Aparte, los frutos
tradicionales de maíz, trigo, sorgo,
cebolla, calabacita, jitomate, tomate,
frijol, alfalfa, garbanzo, cebada, chile
verde, papa y brócoli. La actividad
ganadera y lo que de ella se deriva,
es, igualmente, importante. Elaboran
también productos para la construcción
como mosaico, tabique, tubos. Hay
también aserraderos y procesan resinas
y aguarrás.
PERSONAJES ILUSTRES
Son varios. Entre los más mencionados
se citan los poetas Rafael Paz Moreno,
Primitiva Quiroz Sámano, Ramón Paz
Romero autor de “Recuerdos” y Rubén
C. Navarro Murguía.
Este último fue revolucionario
que desempeñó algunos cargos
administrativos durante el periodo
del presidente Venustiano Carranza y
diputado local; editó el libro “Ritmos
de Otoño” y fundó una compañía
cinematográfica; fue nombrado hijo
predilecto del pueblo de Tangancícuaro
(1894-1958).
Como personajes ilustres se cita también
a Ramón Silva Alvarez, filántropo.
Francisco Victoriano Jasso de Dávalos,
benefactor del pueblo (ver artículos
dedicados a él en los números de este
semanario, correspondientes a los días
8, 15 y 22 del presente mes de julio).
Angel Mariano Morales y Jasso, nieto
del anterior, diputado a las Cortes de
Madrid antes de la Independencia de
México, y ya de regreso al Congreso
Nacional, en 1837, fue miembro del
Congreso de Gobierno y, finalmente,
obispo de Oaxaca (1784-1843).
Pbro. Rafael Galván, sociólogo, apoyó
la labor proagrarista, autor del libro de
Derecho Civil Mexicano (1878-1940).
Notas: 1) Por un error, en el anterior
puebleando apareció como panorámica
de Tangancícuaro una que es de
Angangueo; 2) Inés Chávez García
nació en un rancho del municipio de
Puruándiro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: